Tips para crear una rutina significativa

Rutinas, ¿por qué las necesitamos? Personalmente no veía la importancia de tener una durante mucho tiempo y evitaba ser una persona rutinaria a propósito. ¿A quién le gusta pasar por el mismo régimen monótono día tras día? Pensaba que eso hacía que la vida fuera demasiado predecible. Pero eso fue hasta que entendí para qué sirven realmente las rutinas.

Me di cuenta de que tener una rutina significativa y sólida proporciona estructura a mi vida, que de por sí es muy desordenada y complicada. Me llevó un tiempo crear una rutina significativa que funcione para mí y para mi estilo de vida, pero ahora puedo dar pequeños pasos hacia mis objetivos todos los días, priorizar y prestar atención a lo que realmente es importante para mí y finalmente vivir cada día como si importara.

Las rutinas están pensadas para trabajar a nuestro favor, no en nuestra contra. No tienen por qué ser aburridas, porque depende de nosotros ajustarlas y agregar todas las cosas que amamos de la vida. Si también estás tratando de crear una rutina significativa para ti, tengo algunos consejos para ti.

1. Aprovecha tus horas de mayor energía

Todos sabemos que tenemos 24 horas al día, pero no todas son iguales. Yo tengo más energía por las mañanas, pero me siento bastante perezosa y lenta hacia el mediodía, y me siento más creativa por la noche. Sabiendo esto, ha sido muy útil agrupar las tareas en el momento del día que más sentido tiene para completarlas.

Intento hacer las cosas más importantes por las mañanas, como abordar mis proyectos grandes, hacer ejercicio, hacer llamadas telefónicas y tratar con las personas en general. Hacia el mediodía, reviso mis correos electrónicos, lavo los platos y tal vez hago la compra.

Durante las tardes/noches, no programo nada, porque la creatividad necesita un poco más de espacio para respirar. En lugar de programar cada hora del día, descubro que dividir mi día en tres partes simples funciona bien para hacer todo lo que necesito sin agobiarme.

2. Simplifica las tareas complicadas

Me encanta cocinar, pero más como un pasatiempo que como una tarea. Lo que quiero decir es que me encanta probar nuevas recetas y ser creativa con diferentes sabores. Pero en un día de trabajo normal, ya es suficientemente difícil encontrar la motivación para preparar, cocinar y lavar todos los platos varias veces al día.

Saber mas:   Viviendo despacio en Hawái: lecciones de la vida en la isla.

Así que en lugar de pedir comida para llevar o preguntarme qué comer, creé un pequeño libro de cocina con nuestras comidas favoritas, simples y más o menos saludables, al que siempre puedo recurrir. Recientemente estamos obsesionados con los rollitos de primavera, así que corto todas las verduras o los ingredientes por adelantado para poder armarlos cuando tenga hambre y con muy poco esfuerzo. Es la mejor manera de simplificar lo que solía ser una tarea complicada.

No solo hago esto en la cocina, sino que trato de aplicar el mismo concepto a todo lo que es complicado en mi vida, especialmente cuando sé que tengo una semana realmente ocupada por delante. Trato de asegurarme de planificar con anticipación mi vestuario, asegurarme de que el refrigerador esté abastecido, bloquear algunos días en mi calendario y planificar un solo viaje al centro para hacer todos mis recados de una vez.

Cuando simplificamos nuestros días, tenemos más energía para gastar en lo que realmente importa y en lo que requiere más de nosotros. Además, simplificar no significa que tenga que perder valor. Estos rollitos de primavera, especialmente con la salsa de maní, son simples pero deliciosos.

3. Establece metas

Para añadir significado y tener un propósito más grande en nuestras vidas, creo que todos necesitamos tener metas. No solo porque las metas son gratificantes en sí mismas, sino porque aprendemos mucho del camino que nos lleva hasta ellas. Intento recordar esto cuando empiezo algo nuevo. Será intimidante y al principio me sentiré torpe y vergonzosamente torpe, como yo y mi portugués en este momento. Pero la belleza está en que el progreso llega cuando invertimos suficiente tiempo y energía en ello todos los días.

Nada significativo o valioso ocurre de la noche a la mañana, así que tenemos que dividirlo en pequeñas partes manejables y dedicarle tiempo en nuestra rutina diaria, incluso si son solo cinco minutos. Eso es cinco minutos más de progreso que hemos hecho, y siguiendo este patrón eventualmente llegaremos allí y un día miraremos atrás y veremos cuánto hemos avanzado.

4. Crea una rutina que ames

Creo que una gran parte de crear una rutina significativa es crear una rutina que ames. Quiero decir, podría ir a la tienda de comestibles de mi vecindario y conseguir todas mis frutas y verduras, pero es un verdadero placer conducir hasta la montaña todos los fines de semana e ir al mercado de agricultores en su lugar.

Saber mas:   Tres hábitos para vivir despacio

Todos tenemos responsabilidades, tareas y hábitos que simplemente hay que hacer, así que ¿por qué no hacerlo más divertido, emocionante y disfrutar del proceso? Puede ser beber tu café de tu taza favorita todas las mañanas, comer tu almuerzo en un banco o bajo un árbol en lugar de en tu escritorio, escuchar tu podcast favorito mientras doblas la ropa, usar tu bolígrafo favorito para escribir en tu lindo diario, lo que te haga feliz, incorpóralo en tu rutina porque una rutina que amamos crea una vida que amamos.

5. Planifica tu vida soñada mientras disfrutas de la actual

Recientemente encontré una cita que decía «usa tus fines de semana para construir la vida de tus sueños, no para escapar de la actual». No creo que necesitemos abandonar todo en nuestra vida actual para comenzar algo nuevo. A los 20 años, Sophie habría hecho eso, pero a los 30 años, soy un poquito más responsable y creo que es posible seguir viviendo la vida lo mejor que puedas mientras planeas tu vida soñada en tu tiempo libre.

Aunque estoy más que agradecida por todo lo que tengo, no creo que necesariamente tenga que quedarme con una sola cosa por el resto de mi vida. Las nuevas experiencias, conocer nuevas personas, recopilar historias y cambiar de carrera… todo esto ensancha nuestros horizontes. Y cada vez que tengo algo de tiempo para mí, siempre estoy ocupada planeando mi próxima aventura. Tal vez seas un contador al que le gusta pintar, o un artista que le encantaría estudiar medicina, o un barista que quiere abrir su propia cafetería algún día. Espero que encuentres espacio en tu vida actual para soñar, no solo para soñar, sino para encontrar tiempo para crear un mapa y hacerlo realidad algún día.

 

Anterior artículo

Siguiente artículo