¿Qué es el dolor del cáncer?

Es importante que informe a su médico inmediatamente si experimenta dolor para que pueda averiguar la causa y tratarlo adecuadamente.

Tipos de dolor

El dolor se considera crónico si ha estado presente durante más de seis meses o más. Este dolor afecta la rutina diaria del paciente, a veces haciendo que el paciente no pueda trabajar. Por el contrario, el dolor agudo dura menos y es mucho más fácil de eliminar.

El médico debe reducir el dolor del paciente moribundo al menos a un nivel tolerable en beneficio tanto del paciente como de los familiares. Es al menos igual de importante satisfacer las necesidades espirituales del paciente, por lo que para evitar sentir una carga innecesaria, debe prestar suficiente atención.

Dolor en el cáncer


El dolor a veces hace insoportables los días de los pacientes con cáncer

¿Qué causa el dolor?

En los tumores, el dolor en sí mismo puede ser causado por el propio tumor, pero el dolor en sí mismo es un síntoma tardío en la mayoría de los cánceres (como el cáncer de mama o el cáncer de testículo ). El dolor puede ocurrir después de la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia, pero las causas psicológicas (como el miedo a la muerte o los sentimientos de vulnerabilidad) pueden persistir o exacerbar el dolor existente.

Además, puede haber otras causas de dolor que no estén relacionadas con el tumor, como por ejemplo un paciente con cáncer puede tener dolencias reumáticas. El cáncer a menudo se asocia con otros síntomas acompañantes, como náuseas, vómitos, estreñimiento, diarrea, insomnio, pérdida de peso y debilidad general.

El diario del dolor ayuda

Muchos pacientes con cáncer ven el dolor como una condición de base asociada a su enfermedad, aunque el dolor debe ser tratado en todos los casos.

Saber mas:   Dolor de pies: ¿qué puede haber de fondo?

Los primeros y más importantes signos de cáncer

Que un cáncer se pueda curar depende en gran medida de cuándo se diagnostica. El objetivo es detectar problemas lo antes posible, y no solo nos ayudan las pruebas de detección, sino que también prestamos atención a los cambios en nuestro cuerpo. 

Es de gran ayuda si el paciente escribe exactamente qué tan fuerte y qué tipo de dolor (ardor, palpitante, desgarrador) siente dentro de una escala del 1 al 10, exactamente dónde y con qué frecuencia. También ayuda describir las circunstancias en las que sintió el dolor y cómo pudo calmarlo.

No solo el oncólogo, sino también el médico de familia pueden ayudarte a aliviar el dolor, pero no experimentes con tu propia barba: incluso antes de tomar analgésicos de venta libre, consulta a un médico.

¿Por qué tratar el dolor?

El alivio del dolor es solo un tratamiento sintomático, no elimina el problema básico. Sin embargo, debe tratarse, ya que el dolor no tratado puede causar estrés, trastornos del sueño, anorexia e incluso depresión , y con ello, el cuerpo del paciente tiene más dificultades para sobrellevar el cáncer.

 

Anterior artículo

Siguiente artículo

 

 

Deja un comentario