Zonas inundables: hoy y siempre.

El futuro de los océanos: ¿Cómo serán en 30, 100 y 10,000 años?

Los océanos son responsables de más de la mitad de nuestro oxígeno. Sin embargo, están cambiando a un ritmo alarmante. En solo 30 años, se espera que haya más plástico que peces en el océano. Esto afectará a especies como el mero, que ahora se encuentra en las costas de Carolina del Norte y se moverá hacia el norte. Además, se prevé que los niveles del mar sigan aumentando, lo que hará que ciudades como Ho Chi Minh, Alejandría y Mumbai queden sumergidas en agua en solo 30 años.

Aunque los muros marinos podrían ayudar, debemos considerar la profundidad a la que estamos dispuestos a vivir en el futuro. Si las emisiones de carbono continúan aumentando, se espera un aumento de 2 a 3 pies en el nivel del mar para 2100. Esto se debe a la expansión térmica del agua y al derretimiento de los glaciares.

Otro impacto significativo se relaciona con la disminución de la corriente en cinta transportadora. Esta corriente lleva agua cálida desde los trópicos hacia los polos y viceversa, regulando el clima en Europa y América del Norte. A medida que la corriente se debilite, se esperan veranos más calurosos en Europa y tormentas más intensas en los Estados Unidos. Esto afectará los patrones climáticos y tendrá consecuencias a gran escala en la agricultura, la biodiversidad y la estabilidad económica en todo el mundo.

Además, el aumento de dióxido de carbono está afectando el equilibrio químico de los océanos. Esto lleva a una disminución del pH, lo que dificulta que las criaturas marinas como las almejas y las ostras formen conchas. Además, se están formando más zonas muertas o áreas con poco oxígeno en el océano. Estas áreas se han multiplicado y cubren millones de millas cuadradas, poniendo en peligro la vida marina y las comunidades que dependen de ella.

Saber mas:   La verdad sobre la energía nuclear

Mirando a mil años en el futuro, si no reducimos las emisiones de CO2, podríamos ver un aumento de 70 metros en el nivel del mar. Esto significaría que se evaporarían los glaciares de montaña en latitudes templadas, Groenlandia perdería todo su hielo y la Antártida perdería casi 45 metros de hielo.

 

Anterior artículo

Siguiente artículo