36 horas despiertos: un cambio visible en nuestros rostros

Un estudio llamado Por qué dormimos revela que la falta de sueño puede afectar todos los aspectos de nuestra vida, desde la salud mental hasta el sistema inmunológico. Aunque aún no comprendemos por completo por qué dormimos, nos preguntamos si la privación de sueño tiene un impacto en nuestra apariencia física.

Decidimos realizar un experimento de 36 horas sin dormir para documentar cómo nos veríamos en cada etapa. Tomaríamos fotos cada 6 horas, sin maquillaje ni retoques faciales, sin siestas y con solo una taza de café por la mañana. Al final del experimento, veríamos cómo nos afecta la falta de sueño en nuestra apariencia física.

Las primeras horas del experimento fueron bastante normales, pero debido al conocimiento de que estaríamos despiertos toda la noche, nos sentimos más cansados de lo habitual. Decidimos mantenernos ocupados con paseos y actividades científicas para distraernos del agotamiento.

Según los biólogos evolucionistas, hay dos teorías que explican por qué parecemos deteriorados cuando no dormimos. La primera es que la falta de sueño nos hace propensos a accidentes y debilita nuestro sistema inmunológico. La segunda es que nos sentimos menos optimistas y somos menos capaces de mostrar emociones, lo que hace que los demás nos eviten.

A medida que avanzaba la noche, experimentamos momentos de energía debido a la acción del sol en nuestro ciclo circadiano. Sin embargo, este efecto positivo se desvaneció rápidamente y nos dimos cuenta de cómo la falta de sueño afectaba nuestra capacidad cognitiva y nuestra memoria. La falta de sueño no solo apaga el hipocampo (la parte del cerebro que se encarga de procesar la información y formar recuerdos), sino que también impide la creación de proteínas necesarias para fortalecer nuestras conexiones neuronales.

Saber mas:   Matrimonio después del cáncer de próstata

Finalmente, después de descansar, revisamos las fotografías tomadas durante el experimento. Quedó evidente que la falta de sueño nos había afectado negativamente, mostrando signos de fatiga, ojos enrojecidos, palidez y una apariencia general deteriorada. Aprendimos la importancia del sueño para nuestra apariencia y cómo dormir adecuadamente nos ayuda a tocar nuestra mejor versión.

 

Anterior artículo

Siguiente artículo