Mejora tu sueño: consejos efectivos

Para muchos de nosotros, el sueño es un lujo que con demasiada frecuencia pasamos por alto. Pero sin él, vienen una serie de problemas de salud y consecuencias, como la falta de motivación, la disminución de la capacidad de atención y sentirnos mal. Si bien algunos estudios sugieren que la cantidad óptima de sueño es entre siete y ocho horas, la verdad es que no todo el sueño es igual. Aquí hay algunos ejemplos y formas en las que puedes mejorar la calidad de tu sueño para sentirte más enérgico y listo para enfrentar el día.

Toma una siesta

Me encanta tomar una siesta y una clave para una siesta exitosa es la duración del descanso. Es importante asegurarse de tomar una siesta corta, entre 20 y 30 minutos. Esto te permite despertar sin sentirte adormilado, ya que no entras en las etapas de sueño profundo. Además, las siestas largas pueden afectar tu capacidad para conciliar el sueño por la noche. Estudios han encontrado que las personas que toman siestas cortas al menos tres veces a la semana por la tarde tienen un 37% menos de probabilidades de morir por enfermedades del corazón. ¡Eso es algo que deberías contarle a tu profesor/jefe!

Reducir el consumo de alcohol, cafeína y cigarrillos

Ok, es posible que no te guste este consejo, pero mientras que el alcohol puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido, en realidad disminuye la calidad de tu sueño al dañar el ciclo del sueño. Por otro lado, se ha descubierto que la cafeína acorta las fases tres y cuatro de tu ciclo de sueño, donde ocurren el REM y los sueños. Por último, aunque fumar cigarrillos puede sentirse relajante, en realidad pueden evitar el inicio del sueño por completo.

Saber mas:   36 horas sin dormir transformaron nuestros rostros

Establece una rutina

A tu cuerpo le encanta la rutina, así que intenta despertar a la misma hora todos los días, o al menos dentro de la misma hora. Esto incluye los fines de semana. Sé que puede ser difícil, pero es mejor levantarse a la misma hora y tal vez tomar una siesta por la tarde si estás cansado, que arruinar por completo tu horario. Confía en nosotros, te sentirás mucho mejor los lunes.

Aleja la mirada de las pantallas

Las luces brillantes de tu televisor, computadora portátil o celular engañan a tu cerebro haciéndole creer que es de día, lo que afecta todo tu ciclo de sueño. Así que apágalos una o dos horas antes de acostarte y no deberían ser un problema. También apaga las luces externas de tu habitación, las luces de tu computadora o impresora mantienen despierto a tu cerebro por la noche. Puedes cubrirlas con cinta, taparlas o simplemente sacarlas de tu habitación. Si nada de eso funciona, siempre puedes usar una máscara facial por la noche.

Desarrolla un ritual nocturno

El objetivo de este ritual es ayudarte a desconectar de tus actividades diarias y, potencialmente, del estrés de tu vida. Algunos ejemplos que la gente juran son estirarse durante 10 minutos antes de acostarse, dar un paseo relajante por la noche para aclarar la mente y, obviamente, el común que es leer. Leer libros de ficción puede distraer tu mente y llevarte a un mundo completamente diferente. Excepto leer Game of Thrones, porque te pasarás la noche llorando. Es importante que una vez que termines este ritual y te hayas desconectado, no vuelvas a conectarte revisando tu celular antes de dormir. Algunos consejos útiles son cargar tu celular fuera del alcance de tu brazo o, potencialmente, en una habitación completamente diferente.

Saber mas:   Alimentos que afectan la erección

Crea una rutina matutina

Tener una tarea específica planeada en la mañana te ayuda a evitar presionar el botón de snooze y volver a dormir. Puede ser algo tan simple como ir al gimnasio o navegar por Reddit o ver tus canales favoritos de YouTube. Tener algo que esperar en la mañana puede ayudarte a salir de la cama. Un gran consejo es salir al exterior tan pronto como te despiertes por la mañana. Los seres humanos están diseñados para despertar con el sol, así que es natural salir al exterior y sentir algunos rayos de sol por la mañana.

Tu cama es solo para dormir

Ver la televisión, trabajar o comer en la cama hace que tu cerebro asocie estas actividades con la cama, por lo que te resultará más difícil conciliar el sueño por la noche. Así que ahí lo tienes, pon en práctica algunos de estos consejos y esperemos que encuentres un sueño más reparador y, como resultado, un mejor día.

 

Anterior artículo

Siguiente artículo